Noticias

Julio Raffo homenajeó a Fidel Castro en la Cámara de Diputados

El diputado Julio Raffo homenajeó a Fidel Castro en la Cámara de Diputados (sesión del 6 de diciembre de 2016). A continuación, el texto de su exposición:

Presidente:
Yo quiero evocar en este homenaje, una descripción poética que hizo el poeta cubano Nicolás Guillén cuando señaló los antecedentes de la revolución cubana. Dijo así:

Raffo homenajea a Fidel

Por el Mar de las Antillas
(que también Caribe llaman)
batida por olas duras
y ornada de espumas blandas,
bajo el sol que la persigue
y el viento que la rechaza,
cantando a lágrima viva
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Alta corona de azúcar
le tejen agudas cañas;
no por coronada libre,
sí de su corona esclava:
reina del manto hacia fuera,
del manto adentro, vasalla,
triste como la más triste
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Esa fue la situación que describió el poeta Nicolás Guillén de cómo vivía Cuba y que generó la revolución cubana, para acabar con ese vasallaje, para acabar con la degradación y la prostitución que el Sr. Meyer Lansky y otros mafiosos norteamericanos, que trabajaban para Lucky Luciano, llevaron a La Habana, para poner de pie al pueblo cubano. Y eso generó la revolución. Y esa revolución, Presidente, que organizó, comandó e instauró Fidel Castro mereció el apoyo y respeto de las principales personalidades del mundo. Y quiero señalar aquí la coherencia de quien fuera el ilustre senador socialista Alfredo Lorenzo Palacios, que su campaña senatorial se puso bajo los hombros y recorrió el país defendiendo la revolución cubana. El primer gran defensor de la revolución cubana en este país fue Alfredo Lorenzo Palacios y por eso tuvo el voto de muchos millones de jóvenes, uno de ellos yo, por la defensa que hacía a la revolución. Y fue senador de la Nación.

Tengo que decir Presidente, que el general Perón también fue sensible a lo que significaba la revolución cubana. Y los que éramos jóvenes en el año 1974, recordamos que Cuba quiso comprar camiones de la empresa Ford, que se fabricaban en Argentina. Y la Ford dijo, “no le vamos a vender porque el bloque no lo permite”. Y el general Perón dijo, “no se los venden ustedes, lo compra el Estado Nacional y se los vende el Estado Nacional porque no vamos a dejar a Cuba sin los camiones que necesita”. Y así se hizo Presidente.

Tengo el honor, que comparto con el diputado Recalde, de haber podido conversar personalmente con el comandante Fidel Castro, en La Habana, en el año 1997, en un congreso sobre derecho social que se hacía allí, y justo habían sucedido los tremendos episodios de La Tablada, y escuchamos un comentario respetuoso, certero, angustiado, del comandante Fidel Castro sobre esos episodios, seguramente el diputado Recalde, lo debe recordar.

Voy terminando Presidente, señalando, que de los casi 200 millones de niños que duermen en la calle, ninguno es cubano. Quiero decir, agregar, que el país más poderoso del mundo, los Estados Unidos de Norteamérica, que tiene ahorcado a Cuba con el bloqueo que Cuba resiste desde hace tantos años, cuatro décadas, tiene una tasa de mortalidad infantil de 6 por mil. Nosotros festejamos en 2014 cuando bajamos cerca del 10 por mil, en Cuba hay un 4 por mil. Hay menos mortalidad infantil que en los Estados Unidos de Norteamérica y que en la República Argentina. Si esto no sensibiliza a los críticos de la revolución cubana, es porque tienen el corazón muy duro. Respecto de lo que se puede observar críticamente, el primer y principal juez es el pueblo de Cuba. Y el pueblo de Cuba ha estado juzgando estos días a su líder, el comandante Fidel Castro. Hemos visto todos el homenaje que se le ha rendido a lo largo de todo Cuba, cuando miles y miles fueron allí a prestarle ese homenaje.

Adhiero a todo lo que se ha dicho en estos homenajes, y terminó señalando también como comencé con un poema, hubo otro gran poeta cubano, que se llamó Carlos Puebla, que analizando la situación de la época y lo que había hecho la revolución, hizo una canción maravillosa, que más o menos decía así:

Acá pensaban seguir, ganando el ciento por ciento,
Con casas, apartamentos, y otros negocios así,
Llegó el comandante y mandó a parar.

Y mandó a parar y puso a Cuba de pie frente a las naciones del mundo. Por eso nuestro homenaje. Gracias Presidente.

JoomShaper